En este post vamos a abordar las diferencias entre un disco SSD y uno HDD. Las siglas SSD significan Disco de Estado Sólido y HDD Disco Duro Mecánico.

Cada tipo de Notebook o Pc sirve para distintas necesidades, muchas veces cuando vamos a comprar nuestros equipos nos encontramos con información confusa acerca de qué tipo de tecnología nos conviene adquirir. En ocasiones se le da mucha importancia a la placa de imagen del equipo o la memoria RAM sin darle importancia al tipo de disco, siendo que para las actividades habituales, de uso hogareño, no se suelen requerir más de 4 gb RAM y una placa de imagen integrada HD. Hoy en día cualquier equipo en el mercado presenta estas características mínimas.

Un usuario para desplazarse por la nube, usar programación básica y consumir contenido multimedia por streaming, de la mejor forma que puede mejorar su experiencia informática es optimizando la transmisión de datos por medio de una unidad de estado sólido o SSD.

Pero ¿Cuál es la diferencia entre un disco SSD y un disco HDD? Los discos HDD están compuestos por un una caja metálica que usa componentes magnéticos para almacenar y leer información. Dentro del disco podemos encontrar 2 platos que se mueven por un motor, junto a otro motor que mueve 4 cabezales de escritura y lectura que se mueven en paralelo sobre las 4 caras de los dos discos. Con lo cual mientras más rápido giran con mayor velocidad transmiten los datos. Se suelen vender en dos presentaciones, de 5400 y 7200 RPM.

Los discos SSD a diferencia de los discos duros o HDD no utilizan componentes mecánicos, tienen un controlador integrado para almacenar y procesar datos que provienen de una serie de memorias flash interconectadas entre sí. Debido a su estructura, al no depender del movimiento continuo de los discos, la unidad SSD presenta un cambio radical de velocidad en la transmisión de datos (diez veces más rápido) y en el arranque del sistema operativo. Por otro lado al no tener partes móviles provee de mayor seguridad en los datos porque no puede romperse por un simple golpe, como sucede con los discos duros HDD que al romperse la lectora deja de funcionar la unidad completa. Al mismo tiempo son menos ruidosos y consumen menos con lo cual generan menos calentamiento en el equipo.

Las ventajas de los discos SSD parecen ser muchas, sin embargo muchos usuarios prefieren los discos HDD por razones muy válidas. En primer lugar, son discos notoriamente más económicos, con lo cual usuarios que requieren una capacidad amplia de almacenamiento suelen elegir discos HDD, ya que los SSD de una capacidad mayor a los 480 gb son realmente costosos. Por otro lado al estar compuesto por partes mecánicas frente a un accidente es más simple el trabajo de recuperación de la información almacenada en el disco.

Una opción para los usuarios que necesitan almacenar gran cantidad de datos, y al mismo tiempo necesitan la velocidad de un disco SSD, es utilizar un sistema mixto, compuesto por un disco SSD para el BOOT (arranque del SO y transmisión de datos) y un disco HDD para el almacenamiento de datos.